Blog

Día del rebase ecológico planetario 2017

1.7 planetas requirió la Humanidad en 2017

GLOCALFILIA  ||  La Crónica de Hoy  ||  25 de agosto 2017

Logo_Glocalfilia
Ir al Blog de Germán González Dávila

A partir del 2 de agosto 2017 la humanidad vive a crédito. La fecha es fatal y más temprana cada año. El martes 1 de agosto 2017 la humanidad había consumido, en sólo siete meses, todos los recursos que la Tierra tiene capacidad de producir para consumo humano. A partir del 2 de agosto vivimos del remanente para el siguiente y los siguientes años. Es decir, para continuar consumiendo alimentos, agua, energía, transporte, etcétera, sobreexplotamos los ecosistemas comprometiendo su integridad y capacidades de regeneración.

Este «Día del rebase ecológico planetario» lo calcula, año tras año, el Global Footprint Network(GFN: www.footprintnetwork.org), instituto internacional de investigación con sede en Oakland, California, con base en miles de datos de las Naciones Unidas, para comparar la huella ecológica del ser humano (la magnitud de la explotación de recursos naturales de la Tierra) con la biocapacidad del planeta(capacidad de renovación de la biosfera para reconstituir sus reservas de agua y recursos biológicos, así como para absorber los gases de efecto invernadero y demás desechos de la humanidad). De acuerdo con sus más recientes cálculos, el consumo de Homo sapiens sobrepasa en un 70% los recursos disponibles. Dicho de otra manera, estamos requiriendo, en promedio, 1.7 planetas para satisfacer las necesidades humanas.

Explotamos ecosistemas forestales a tasas superiores al crecimiento de su constituyente arbóreo, capturamos muchos más peces y organismos marinos de los que nacen año con año, así como vertemos a la atmósfera mucho más carbono que la fotosíntesis planetaria (terrestre y marina) es capaz de absorber.

Las consecuencias y efectos adversos de estos patrones de consumo, insustentables, se observan ya muy claramente a escala global. Deforestación, disminución de la biodiversidad, estrés hídrico para consumo humano y caudales ecológicos, erosión y pérdida de suelos fértiles, inmensa acumulación de desechos (residuos sólidos y aguas usadas) e incremento sostenido de la concentración de CO2 en la atmósfera.

Ya lo hemos abordado en anteriores columnas: Homo sapiens transgrede umbrales planetarios de procesos claves de la biosfera (www.stockholmresilience.org/research/planetary-boundaries.html), de tal modo que modifica las condiciones del interglaciar (el Holoceno) en el que se ha desarrollado nuestra civilización agrícola e industrial.

Cada año, el GFN realiza cuentas de la huella ecológica por país, actualizando metodologías y vuelve a calcular las de años anteriores, de tal modo que la serie histórica resulta consistente y comparable desde 1961, año a partir del cual todos los datos necesarios se encuentran disponibles (www.overshootday.org/why-past-earth-overshoot-day-dates-keep-changing/).

Así las cosas, en 1971 la humanidad empezó a vivir de crédito de capital natural, consumiendo la biocapacidad de ese año el 21 de diciembre y, de ahí en adelante, se mantiene la tendencia de consumir cada vez más tempranamente la biocapacidad anual de la biosfera. En 1973 se consumió el 27 de noviembre, en 1979 el 30 de octubre, en 1999 el 30 de septiembre y desde 2005 nos ubicamos en agosto. En 2015 fue el 4 de agosto, en 2016 el 3 y, este 2017 el 2. Si esta tendencia se mantiene, para mediados de siglo estaremos viviendo totalmente de crédito a futuro, con lo que comprometeremos definitivamente las condiciones de las generaciones futuras, que NO dispondrán de suficientes recursos terrenales para realizar una vida digna y plena.

La situación es más preocupante si se observa la tremenda desigualdad de huellas ecológicas entre países. Los países más desarrollados consumen mucho o muchísimo más rápidamente que los países en desarrollo o que los más atrasados. Porque el 2 de agosto, este 2017, expresa la media global. México, por ejemplo, terminó de consumir los recursos que le tocan el 1º de septiembre. Algunos países en desarrollo consumen más lentamente: Armenia cerró su 2017 el 28 de octubre; Ecuador el 16 de noviembre; Colombia el 26 de noviembre; Cuba el 2 de diciembre; y Honduras el 31 de diciembre. En contraste, otros se ubican a menos de la mitad del año: China concluyó los recursos que le tocaban en 2017 el 23 de junio; España el 29 de mayo; Japón el 5 de mayo; Francia el 3; Suiza el 28 de abril; Rusia el 19 y Corea el 13; Estados Unidos el 14 de marzo; Qatar el 19 de febrero; y Luxemburgo ¡el 17 de febrero! posicionándose como campeón mundial de consumo insustentable.

En todos los casos se trata de promedios nacionales, pero las personas, de acuerdo con sus hábitos de consumo, pueden llegar a tener menor, o mucho mayor huella ecológica que su promedio nacional. ¿Sabes cuál es tu huella ecológica? ¡Calcúlala en: www.footprintcalculator.org ¡ Te sorprenderás…

Post A Comment