Blog

Biosfera, umbrales planetarios

Transgresión de umbrales planetarios, bienvenidos al Antropoceno

Logo_Glocalfilia

GLOCALFILIA || La Crónica de Hoy || 30 de julio 2015

Las actividades humanas producen inmensos impactos adversos sobre el medio ambiente, no queda duda. Pero las políticas públicas están muy lejos de responder al desafío. Es el caso de México y de la situación internacional. Los compromisos políticos, económicos, financieros, sectoriales, e incluso sociales, se posicionan por encima de los ambientales.

Entre tanto, los impactos humanos adversos sobre los ecosistemas de la Tierra, de la revolución industrial a la fecha, configuran escenarios de un medio ambiente degradado y contaminado, recursos naturales bajo estrés, agotados, pérdida de biodiversidad, producción alimentaria comprometida y, por si fuera poco, cambio climático.

Estos impactos adversos alcanzaron ya dimensiones globales que —explica el Instituto de Resiliencia de Estocolmo—, han transgredido umbrales planetarios de procesos de la biosfera. El resultado más visible es el cambio climático. Los fundamentos científicos pueden encontrarse en Rockström et al 2009, en las revistas Nature y Ecology and Society, que identifican nueve procesos clave en la biosfera:

  • Ciclo biogeoquímico del carbono. A mayores concentraciones de CO2 en la atmósfera, mayor el efecto invernadero y mayor la temperatura promedio de la tierra. Las emisiones humanas de carbono a la atmósfera exceden la capacidad de reciclaje de la biosfera.
  • Ciclos biogeoquímicos del nitrógeno y el fósforo. La agricultura utiliza colosales cantidades de estos elementos, cuyos residuos exceden la capacidad de los ecosistemas para reciclarlos; su exceso rompe los equilibrios dinámicos de las cadenas tróficas.
  • Acidificación de los océanos. Provocada por el exceso de CO2 en la atmósfera, parte del cual es absorbido por los océanos, incrementando su acidez y reduciendo su productividad biológica.
  • Ciclo biogeoquímico del agua. Todas las grandes cuencas del mundo se encuentran perturbadas por grandes presas; la deforestación modifica los ciclos hidrológicos regionales; la disponibilidad de agua para uso humano y para los ecosistemas se reduce.
  • Cambio de uso de suelo. Alrededor del 70% de los grandes bosques primarios ha sido ocupado por agricultura, asentamientos humanos y grandes infraestructuras, o bien desertificada y abandonada.
  • Contaminación química. Cada año se crean alrededor de 10 mil nuevos químicos; el impacto global es tremendo, la información insuficiente.
  • Concentraciones de aerosoles en la atmósfera. Intervienen en la regulación de fenómenos hidrometeorológicos; la información es insuficiente.
  • Adelgazamiento de la capa de ozono. En modesta recuperación gracias al Protocolo de Montreal, la capa de ozono protege a los seres vivos de los rayos ultravioleta (cancerígenos y mutagénicos).
  • Extinción de biodiversidad. Los procesos anteriores influyen en las altísimas tasas de pérdida de biodiversidad en curso; el soporte biológico del desarrollo.

Mientras estos procesos ocurrieron dentro de ciertos rangos de variación, mantuvieron las condiciones planetarias del Holoceno (actual periodo interglaciar en el que nos encontramos desde hace poco más de diez mil años), con una temperatura superficial promedio de 14.5º centígrados. Esto permitió a la humanidad desarrollar la agricultura, construir ciudades, transformar paisajes, industrializarse globalmente, acrecentar exponencialmente su población y hacer florecer una civilización planetaria.

Pero como la terca realidad de todos los días nos impone otras urgencias, la inmensa inercia global de nuestros patrones insustentables de consumo, producción y reproducción, mantiene la tendencia transgresora de estos umbrales planetarios y configuró, ya, una nueva época geológica (incluido cambio climático), definida porque una sola especie, Homo sapiens (nosotros), decide los destinos de la biosfera: el Antropoceno.

  • CeIBA | Crecimiento versus biosfera

    […] la biosfera tiene límites y sus recursos son finitos. Haber transgredido umbrales planetarios de la biosfera es lo que nos ha colocado en situación de calentamiento global y sexta gran extinción […]