Materiales, químicos y residuos

 

Uso de los recursos naturales del planeta


Portafolio materiales


Portafolio aire y atmósfera

«»

Flujo de materiales en el subsistema económico

El sistema económico, en realidad todo el sistema humano global (Homo sapiens), es un subsistema termodinámico de la biosfera. Así como el sistema biosfera para su mantenimiento y continuidad evolutiva requiere de una provisión permanente de energía y materiales, el sistema económico también. El planteamiento de la ecología es muy claro: todos los susbsistemas de la biosfera están acotados por ella, es decir, solamente pueden desarrollarse y mantenerse dentro de los límites físicos que ella impone. Por consiguiente, la aspiración de la economía por un crecimiento económico indefinido constituye un contrasentido. En la medida que la economía crece físicamente, se incrementa la cantidad de materiales que fluyen a través del susbsistema económico para su mantenimiento y funcionamiento.

Desde el punto de vista ecológico y ambiental, la producción económica no puede medirse o valorarse exclusivamente bajo expresión monetaria (el Producto Interno Bruto y el Producto Interno Neto), es indispensable medirlo desde la perspectiva del flujo de materiales que, como en todo sistema ecológico, es necesario para el mantenimiento y funcionamiento del sistema. El flujo de materiales puede distinguirse en dos grandes clases: biomasa y piedras; las cuales pueden dividirse en cuatro grandes grupos: biomasa, combustibles fósiles, minerales no metálicos y minerales metálicos.

 

Químicos, materiales y nuevas entidades

Hoy día, más de 100,000 sustancias diversas se encuentran en el comercio global. Si consideramos también los nanomateriales, los polímeros que se degradan en microplásticos y las entidades orgánicas modificadas, la lista es más larga. Se observa asimismo una intensificación química debido al rápido incremento de la producción de sustancias químicas, como materias primas o en bienes de consumo, en un contexto de comercio intensivo y extensivo global. El reto para la comunidad científica es inmenso, ya que no dispone de información suficiente sobre químicos y nuevas entidades materiales que puedan tener efectos disruptivos en la biosfera. Se trata de un riesgo sobre lo desconocido, problemas que no advertiremos hasta que aparezcan y quizás muchos puedan resultar irreversibles. La complejidad del problema es tal que apenas nos encontramos en la etapa de reconocerlo como tal, pero carecemos de variables de control para estimar los niveles de riesgo e identificar el umbral, o los umbrales, de estas nuevas entidades materiales, no naturales y desconocidas para la biosfera.

Los materiales que fluyen a través de todos los procesos económicos sufren, desde su extracción hasta su producción, modificaciones químicas necesarias para convertirlos desde materias primas hasta bienes y servicios acabados. Ya como residuos también sufren cambios químicos dependiendo de su naturaleza y las formas de su disposición final. De acuerdo con la información de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos), los países desarrollados generan alrededor de diez mil (10,000) sustancias químicas nuevas cada año, lo cual implica un desafío difícil de resolver para asegurar la salud humana y la integridad de los ecosistemas.

 

Residuos

Toda producción de bienes y servicios genera residuos, los cuales se han acrecentado de manera exponencial de la revolución industrial a la fecha, particularmente con el advenimiento de la sociedad de consumo después de la Segunda Guerra Mundial. Pero el pensamiento económico dominante —bajo una perspectiva simple y mecanicista— no toma en cuenta. Pero primero por problemas de salud pública derivados de la contaminación, orgánica o inorgánica, y luego por los problemas ambientales derivados de la inmensa acumulación de desechos de todo tipo, a cielo abierto en buena parte del mundo, han obligado a iniciar una contabilidad pública de los residuos, sean residenciales o industriales.

Los residuos son materiales, en estado sólido, líquido, gaseoso, contenido en recipientes o depósitos, cuyo propietario o poseedor desecha, es decir, como algo sin valor de lo cual es necesario deshacerse. Sin embargo, la mayor parte de los residuos son susceptibles de ser valorizados.

Aparte de las aguas usadas, se distinguen tres tipos básicos de residuos: sólidos urbanos, de manejo especial y peligrosos.

 

S_SDG_Icons-01-09 El ODS9: «Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación», plantea ocho metas:
9.1 Desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, incluidas infraestructuras regionales y transfronterizas, para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano, con especial hincapié en el acceso equitativo y asequible para todos.
9.2 Promover una industrialización inclusiva y sostenible y, a más tardar en 2030, aumentar de manera significativa la contribución de la industria al empleo y al producto interno bruto, de acuerdo con las circunstancias nacionales, y duplicar esa contribución en los países menos adelantados.
9.3 Aumentar el acceso de las pequeñas empresas industriales y otras empresas, en particular en los países en desarrollo, a los servicios financieros, incluido el acceso a créditos asequibles, y su integración en las cadenas de valor y los mercados.
9.4 Para 2030, mejorar la infraestructura y reajustar las industrias para que sean sostenibles, usando los recursos con mayor eficacia y promoviendo la adopción de tecnologías y procesos industriales limpios y ambientalmente racionales, y logrando que todos los países adopten medidas de acuerdo con sus capacidades respectivas.
9.5 Aumentar la investigación científica y mejorar la capacidad tecnológica de los sectores industriales de todos los países, en particular los países en desarrollo, entre otras cosas fomentando la innovación y aumentando sustancialmente el número de personas que trabajan en el campo de la investigación y el desarrollo por cada millón de personas, así como aumentando los gastos en investigación y desarrollo de los sectores público y privado para 2030.
9.6 Facilitar el desarrollo de infraestructuras sostenibles y resilientes en los países en desarrollo con un mayor apoyo financiero, tecnológico y técnico a los países de África, los países menos adelantados, los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo.
9.7 Apoyar el desarrollo de tecnologías nacionales, la investigación y la innovación en los países en desarrollo, en particular garantizando un entorno normativo propicio a la diversificación industrial y la adición de valor a los productos básicos, entre otras cosas.
9.8 Aumentar de forma significativa el acceso a la tecnología de la información y las comunicaciones y esforzarse por facilitar el acceso universal y asequible a Internet en los países menos adelantados a más tardar en 2020.

S_SDG_Icons-01-11 El ODS11, «Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, residentes y sostenibles», plantea diez metas:
11.1 Para 2030, asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos adecuados, seguros y asequibles y mejorar los barrios marginales.
11.2 Para 2030, proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos y mejorar la seguridad vial, en particular mediante la ampliación del transporte público, prestando especial atención a las necesidades de las personas en situación vulnerable, las mujeres, los niños, las personas con discapacidad y las personas de edad.
11.3 Para 2030, aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para una planificación y gestión participativas, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países.
11.4 Redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo.
11.5 Para 2030, reducir de forma significativa el número de muertes y de personas afectadas por los desastres, incluidos los relacionados con el agua, y reducir sustancialmente las pérdidas económicas directas vinculadas al producto interno bruto mundial causadas por los desastres, haciendo especial hincapié en la protección de los pobres y las personas en situaciones vulnerables.
11.6 Para 2030, reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluso prestando especial atención a la calidad del aire y la gestión de los desechos municipales y de otro tipo.
11.7 Para 2030, proporcionar acceso universal a zonas verdes y espacios públicos seguros, inclusivos y accesibles, en particular para las mujeres y los niños, las personas de edad y las personas con discapacidad.
11.8 Apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales mediante el fortalecimiento de la planificación del desarrollo nacional y regional.
11.9 Para 2020, aumentar sustancialmente el número de ciudades y asentamientos humanos que adoptan y ponen en marcha políticas y planes integrados para promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación a él y la resiliencia ante los desastres, y desarrollar y poner en práctica, en consonancia con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la gestión integral de los riesgos de desastre a todos los niveles.
11.10 Proporcionar apoyo a los países menos adelantados, incluso mediante la asistencia financiera y técnica, para que puedan construir edificios sostenibles y resilientes utilizando materiales locales.

S_SDG_Icons-01-12 El ODS12, «Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles», plantea once metas:
12.1 Aplicar el Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles, con la participación de todos los países y bajo el liderazgo de los países desarrollados, teniendo en cuenta el grado de desarrollo y las capacidades de los países en desarrollo.
12.2 Para 2030, lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales.
12.3 Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos per capita en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y distribución, incluidas las pérdidas posteriores a las cosechas.
12.4 Para 2020, lograr la gestión ecológicamente racional de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, de conformidad con los marcos internacionales convenidos, y reducir de manera significativa su liberación a la atmósfera, el agua y el suelo a fin de reducir al mínimo sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente.
12.5 Para 2030, disminuir de manera sustancial la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización.
12.6 Alentar a las empresas, en especial las grandes empresas y las empresas transnacionales, a que adopten prácticas sostenibles e incorporen información sobre la sostenibilidad en su ciclo de presentación de informes.
12.7 Promover prácticas de contratación pública que sean sostenibles, de conformidad con las políticas y prioridades nacionales.
12.8 Para 2030, velar por que las personas de todo el mundo tengan información y conocimientos pertinentes para el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.
12.9 Apoyar a los países en desarrollo en el fortalecimiento de su capacidad científica y tecnológica a fin de avanzar hacia modalidades de consumo y producción más sostenibles.
12.10 Elaborar y aplicar instrumentos que permitan seguir de cerca los efectos en el desarrollo sostenible con miras a lograr un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales.
12.11 Racionalizar los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles que alientan el consumo antieconómico mediante la eliminación de las distorsiones del mercado, de acuerdo con las circunstancias nacionales, incluso mediante la reestructuración de los sistemas tributarios y la eliminación gradual de los subsidios perjudiciales, cuando existan, para que se ponga de manifiesto su impacto ambiental, teniendo plenamente en cuenta las necesidades y condiciones particulares de los países en desarrollo y reduciendo al mínimo los posibles efectos adversos en su desarrollo, de manera que se proteja a los pobres y las comunidades afectadas.

.


Portafolio de materiales, químicos y residuos

.

Foro de materiales, químicos y residuos

Manejo de sustancias químicas, flujo de materiales, generación y manejo de residuos, calidad del aire, calidad del agua…