Blog

Trump abandona el Acuerdo de París

Trump da la espalda al mundo

GLOCALFILIA  ||  La Crónica de Hoy  ||  2 de junio 2017

Logo_Glocalfilia

Trump confirma que Estados Unidos (EEUU) abandonan el Acuerdo de París. Francia, Italia y Alemania responden que el Acuerdo de París no es negociable. El presidente francés Emmanuel Macron acusa: Trump ha cometido un grave error en contra de los intereses de su propio país y de los intereses del futuro de nuestro planeta; e invita a los americanos que luchan contra el calentamiento global, que vayan a trabajar en Francia.

Luego que en el reciente G7 el presidente de los Estados Unidos (EEUU) reiterara su intención de que su país abandonaría el Acuerdo de París, ayer jueves 1º de junio 2017 en la tarde confirmó ante el mundo esta decisión. Habrá que ver cómo se lleva a cabo esta salida, porque conforme con las propias reglas del Acuerdo, todo abandono implica tres años para concluir el proceso de abandono, a partir de la fecha de notificación. Y aunque todo parece indicar que Donald Trump, simplemente, echó el Acuerdo al basurero de su historia, se espera una respuesta de los sectores industriales, financieros, sociales, académicos y de diversos Estados confederados, que sí están apostando por un desarrollo bajo en carbono.

La línea de argumentación de Trump está llena de mentiras. No sólo porque afirma que el cambio climático que vivimos no se debe a influencia humana (presumiendo su inmenso analfabetismo científico), sino porque dice que es la manera de hacer nuevamente grande a los EEUU, que el Acuerdo de París va en contra de sus intereses económicos y de sus ciudadanos, que resucitará el empleo minero y que recuperará la industria del carbón. En realidad, se trata de asegurar la subsistencia y prevalencia de los intereses del lobby petrolero norteamericano y todos sus asociados. Cosa que tiene sus días contados. Más que el inicio de una época de decadencia, Trump puede ser visto como el fin de la época de un mundo prisionero de los combustibles fósiles; las últimas patadas del demonio petrolero como guía mundial en la composición de la matriz energética, de los EEUU y del mundo.

Porque hoy día, en los EEUU y buena parte del mundo, la generación de electricidad con base en fuentes renovables (solar principalmente y eólica) iguala precios por kilo-Watt-hora producido, ofrece más empleos y crece al doble de la tasa de crecimiento que la economía. La Unión Europea (UE) ha comprendido muy bien esta situación y su inmenso potencial en el futuro próximo, por eso se mantienen como los más férreos cumplidores de la CMNUCC y su Acuerdo de París. Incluso China, mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero ha empezado a aprovechar las nuevas tecnologías que explotan fuentes renovables de energía, o bien bajas en carbono. ¿Qué opinión tendrá el gobierno federal mexicano al respecto? Los pocos años que quedan a México de reservas petroleras probadas, ¿permitirán avizorar un futuro próximo que no puede escapar de las fuentes de energía bajas o neutras en carbono? (particularmente las fuentes renovables, como el sol y el viento).

Por lo demás, los EEUU deshonran sus responsabilidades históricas frente al conjunto de la humanidad, por ser el país que más ha utilizado la atmósfera terrestre (cuyo derecho de uso pertenece a todos los seres humanos) como sumidero de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). En este sentido, los EEUU tienen una deuda con todos los seres humanos que vivimos en el presente y con los que vendrán en el futuro. Ante lo cual Trump cierra los ojos.

Sabemos que los compromisos de mitigación que han presentado los países, en el marco del Acuerdo de París, equivalen al 23% de las reducciones necesarias para evitar que el calentamiento global rebase los +2 Centígrados; es decir, nos mantenemos en la ruta de +3.5ºC. Sabemos que, al ritmo actual de crecimiento de las emisiones mundiales, en sólo 24 años se habrán emitido GEI suficientes para rebasar el límite de +2ºC. El abandono de los EEUU del Acuerdo de París incrementa el estrés sobre estos límites de emisiones y reduce el tiempo para evitar que la catástrofe climática sea mayor (los costos de la inacción).

Trump se convierte así en el líder mundial del atraso, de la nostalgia por un mundo que ya pasó, que tiene que pasar si deseamos fortalecer, no debilitar, las condiciones de posibilidad del bienestar humano en el futuro previsible.

Post A Comment